Historia narrada desde la perspectiva de un acecino en serie, dejándonos conocer sus verdaderos sentimientos he incluso demostrándonos que los asesinos también pueden tener un final feliz.

O quizá no.....

lunes, 28 de marzo de 2011

Orgasmo Sangriento

Capitulo 37 Disculpe Oficial! (Cada vez más cerca del final)

Un fuerte sonido nos saco de nuestra maravillosa faena de besos y caricias sin control, alguien tocaba fuertemente el cristal de la ventana, mis pronósticos fueron acertados, un oficial tocaba insistentemente, queriendo decirme así, que bajara la ventanilla, y así lo hice.


-Disculpe la, interrupción ciudadano -y vaya que si interrumpió-



-No hay problema oficial, que sucede? -intentando hacerme el desentendido-



-Bueno, creo que más que nadie, usted y la señorita saben lo que sucede, no pueden dar esta clase de escenas en la vía pública, a menos que quieran ser detenidos por exhibicionismo



Note como el idiota oficial miraba directo al escote de (tu), ella solo le sonreía, note como intercambiaron miradas, y no miradas cualquieras, al menos de parte de el oficial, la rabia de pronto me invadió, y un sentido de pertenencia despertó en mi, ella era mía, mi propiedad, y nadie más excepto yo podía mirarla de ese modo, y menos esos preciosos pechos, sin nada más inteligente que pasara por mi cabeza, lo único que se me ocurrió decir fue.



-Discúlpenos oficial, es que estamos a punto de casarnos y pues, como vera, no podemos esperar hasta la noche de bodas, ¿verdad preciosa? –mencione colocando mi mano sobre la rodilla de (tu)-



Ella solo me miro algo confundida, luego sonrió, pensé que me llevaría la corriente, pero solo miro al oficial y asintió, el apenado, se alejo un poco de la ventanilla, ya no miraba el escote de (tu).



-Pues muchas felicidades chicos, que sean muy felices, y si les gusta hacerlo en público, solo cuiden no ser vistos!



Todos reímos a unisón, el oficial se despidió, de nuevo deseándonos un “feliz matrimonio”. Ya fuera de vista, gire mi rostro para encontrarme con la mirada picara de (tu).


(Tu): así que, nos casaremos pronto? –Con una pequeña carcajada- creo que se te olvido un pequeño detalle para la boda “mi amor”



-reí un poco- Y que será eso, hasta el momento nuestra “boda” va perfecta.



(Tu): Pues que se te olvido preguntarle a la novia si quería casarse contigo.



-No te preocupes por eso, la novia esta loquita por mí, así que no hace falta preguntarle.



Estuvimos unos minutos más en el auto bromeando y riendo sobre mi gran idea de la “boda”, la verdad, me sentía bastante cómodo conversando con ella, me sentía libre de decir lo que quisiera, no importaba lo tonto que fuera, simplemente, estaba siendo yo mismo, y esa sensación me encanto como nada!



(Tu): bueno tomy, nos vemos en 2 días. Saludos a Bill.



-Yo que tu no estaría tan segura de eso.


(Tu): A que te refieres?



-Tal vez nos veamos antes de esos dos días, o tal vez, venga a secuestrarte –le sonreí de y guiñe uno de mis ojos, para acercarme a ella intentando besarla, ella solo evito el beso, pero no se aparto-



(Tu): Ja. Puede que corras con suerte, o, puede que te lleves una no muy agradable sorpresa.



Y sin decir nada mas, tomo entre sus dientes mi labio inferior, para morderlo vorazmente, como lo hacíamos hace momentos, antes de esa desagradable interrupción, lo jalo un poco, para luego soltarlo de pronto, me miro un instante, y salió del auto, no pude evitar quedarme en un pequeño trance, como no pude reaccionar y tomarla y besarla? Morderla como ella lo hizo conmigo? Pero qué más da, esta tía me tiene colgado.



Ahora la pregunta es, vendré antes de los dos días? Ja eso es seguro, esta me la cobro, una no muy agradable sorpresa? Eso lo veremos!



Hey! Pues como dice arriba, ya falta poco para el capítulo final, tratare de hacerlo muy largo, mucho = para mis pocas lectoras xD Gracias por entrar, comentar y …


Nos leemos pronto!.

martes, 15 de marzo de 2011

Orgasmo Sangriento

Capitulo 36 En el Auto!

-Sentimientos de por medio? Oh vamos, si yo solo te deseo, me atraes muchísimo eso es cierto pero hasta allí, no eres la primera con la que juego nena, no te sientas tan especial. –dije, arrepintiéndome por el tono que utilice para decir lo último, fui muy duro? –

(Tu)- por eso no te preocupes, si alguien debería sentirse especial con todo esto no soy precisamente yo. –dijo sonriendo y sin separarse aun de mi-

Nos miramos por unos segundos, yo tratando de descifrar que tenía su mirada que me atrapaba y me aterrorizaba a la vez, era realmente contradictorio lo que sentía al mirarla, la deseaba eso estaba claro pero, al mismo tiempo, un instinto me impulsaba a huir de ella, quería estar a su lado por mucho tiempo, la costumbre de mirarla como a las demás, sentir ese deseo que su sangre recorrer mi cuerpo simplemente no estaba.

Era muy extraño, ya me había acostumbrado a esa sensación, no se me hacia repugnante encontrarme deseando mas la sangre de una mujer que el mismo acto sexual con ella, pero con esta chica era distinto.

-Ahora que ya tenemos este asunto claro, podemos pasar a la parte en la que dices algo como “está bien tom nos vemos mañana donde tú quieras para que me hagas lo que desees” –dije intentando imitar su tono de voz, lo cual nos causo gracia y reímos ambos-

(Tu)- mira que graciosito me saliste –aun riendo- no sabía que eras comediante.

-Pues aun hay muchas cosas que no sabes de mi, y mira que afortunada eres, estoy tan de buen humor hoy, que te dejare que descubras y disfrutes al descubrir todo, lo que tengo, para dar, y complacer –mencione de forma pausada, susurrando cada palabra para finalizar con un beso-

Un beso sin prisas, disfrutando de los labios del otro, mordiendo, succionando, acariciando, ya nuestras manos no podían permanecer quietas, comenzamos a tocarnos, el beso subió de tono, no existía ya la gentileza a la hora de morder nuestros labios, lenguas, cuello, mi libio aumento de manera descomunal como reacción a sus carisias, el sabor metálico ya conocido por mí no tardo en hacer acto de presencia en nuestras bocas como resultado de las mordidas sin piedad.

Quería hacerlo, iba a hacérselo en el auto, no me importaba que estuviésemos en la vía publica, donde cualquier curioso podía vernos, donde hasta incluso la policía podía detenernos, todo eso no importaba cuando el nivel de excitación no te deja pensar, y aun mas cuando, Joder una tía jodidamente sexy te toca de esta manera, debería ser ilegal que alguien tenga tanta habilidad en sus manos, mordí su labio una vez más, tratando de callas mis propios gemidos, mi mano fue directamente el delicioso tesoro entre sus piernas, dispuesto a introducir mi mano entra si era posible, pero lamentablemente algo detuvo todo aquel magnifico acto.

Hey! disculpen lo corto y la demora, mi lapto se daño y esta en reparación, esto es mas o menos lo que venia en el capitulo, cuando recupere el documento subo el capitulo que sigue completo que ya esta escrito, Gracias por leer y pues, nos leemos pronto!

Visitantes recientes

© Blogger - Template by Blogger Sablonlari