Historia narrada desde la perspectiva de un acecino en serie, dejándonos conocer sus verdaderos sentimientos he incluso demostrándonos que los asesinos también pueden tener un final feliz.

O quizá no.....

martes, 23 de noviembre de 2010

Orgasmo Sangriento

31 Disculpas!

-Tom: Madre yo te diré la verdad, a la única persona a quien tienes que culpar es a mí, tienes toda la razón, yo quise aprovecharme de (tu) y ella solo se defendía.

-Simone: eso explica que tuviese en su poder un cuchillo

-Tu: pero Simone yo –mi madre la interrumpió, al perecer no quería dejar que hablara-

-Simone: tranquila linda, sé que no tenias la intención de lastimar a tom, solo reaccionaste por instinto, no te culpo, yo abría reaccionado igual, ven, te preparare un té, y tu –refiriéndose a mi- ve al despacho, ya hablare contigo sobre esto.

Camine a paso lento a las escaleras, antes de tener que soportar el sermón de mi madre, al menos quería tener una camisa puesta, pero antes de salir por completo de la cocina escuche decir.

-Tom , espera –me gire sobre mis talones para encontrarme con la mirada inocente de (tu)- solo quería decirte que, a pesar de lo que paso, yo te disculpo, tal vez solo te dejaste llevar pero, a pesar de eso, quisiera que fuésemos amigos.

Demonios, podía actuar así o aparentar ser más inocente?, me encanta su personalidad, pero a la vez me asusta, si puede aparentar ser inocente y buena, que otra cosa sería capaz de hacer?

-Simone: no piensas decirle nada Thomas?

.Si claro, -respondí de inmediato- Gracias (tu), es muy considerado de tu parte que me disculpes. La verdad no sé que me paso, te prometo que no se volverá a repetir.

Tu: pierde cuidado –se acerco a mí para abrazarme, una vez sus labios cerca de mi oído me susurro- ni pienses que tu mamita te salvo de lo que te espera –y seguidamente, mordió mi lóbulo, haciendo que me estremeciera–

Se separo de mí y acudió al regazo de mi madre.

- Simone: acaso no es un encanto de chica? -abrazándola-

-Tom: definitivamente lo es. –Nos miramos por un momento-

Si supieras madre, si supieras, sin más me disculpe para retirarme a mi habitación, una vez allí, acudí inmediatamente a mi closet, en búsqueda de una de mis camisas, con una en mano, me dirigí a el espejo de cuerpo completo en una de las esquinas de mi habitación.

Me deshice de la camisa rasgada, y al mirarme en el espejo, pude notar un pequeño camino de tono levemente rojo en mi pecho, hasta mi entrepierna, un poco más acentuado y me hubiese marcado con ese cuchillo, no pude evitar sonreír y morder mi labio.

Termine de arreglarme y acudí a el despacho al encuentro con mi madre, al llegar abrí despacio la puerta para encontrarme con la estancia vacía, no dude en entrar y tomar asiento, no sin antes llevar conmigo uno de mis libros favoritos de la estantería, para entretenerme mientras esperaba, leí unas cuantas paginas cuando escuche la puerta abrirse despacio, muy despacio, extrañado por ello quise girarme a ver de quien se trataba, no podía ser mi madre, estaba muy molesta conmigo como para entrar de esa manera, pero antes de mirar, de pronto, todo se obscureció.

Gracias por leer, comenten y asi continuo subiendo, recomiendenla xP Sayonara!

lunes, 8 de noviembre de 2010

Orgasmo Sangriento

30 Culpable?

Esa voz femenina casi destruye por completo aquel ritual tan deliciosamente pervertido, y mis sospechas fueron totalmente acertadas, mi madre se encontraba en el umbral de la puerta totalmente atónita por la escena que presenciaba, la mire, al igual que ella hizo conmigo, no pude pronunciar palabra, pero (tu) si.

-Simone que bueno que llegaste –y ahí está de nuevo ese tonito de niña buena en su voz- déjame explicarte si? Esto, no es lo que parece, yo.

-Simone: no hace falta que me expliques nada (tu) –dijo de forma desafiante, mirándome- Kaulitz súbete los putos pantalones Ya!

Sin protestar, y aun con el rostro encendido por el deseo, obedecí y subí mis pantalones, intente cubrir mi pecho desnudo, cosa que fue imposible, mi camisa estaba completamente rasgada, intente pronunciar palabra, no quería que despidiera a (tu), no ahora que puedo tenerla todos los días en mi casa.

-Madre yo –no pude continuar-

-Simone: Silencio Kaulitz, lo has hecho de nuevo no? –Su mirada expresaba decepción-

-Tu: Simone yo.

-Simone: no digas nada (tu), ven aquí pequeña.-luego de ello, (tu) se acerco a mi madre, quien la abrazo y coloco una de sus manos en su cabeza, a modo de consolación- es más que obvio lo que estaba pasando.

-Tu: lo es? –menciono confundida, al igual que me encontraba yo-

-Simone: claro que lo es cariño, es obvio que Tom quiso –hizo una breve pausa para mirarme- propasarse contigo, y tu solo querías defenderte de él.

Por un momento compartimos miradas de complicidad, tenía unas ganas inmensas de demostrarle a mi madre que (tu) no era la niña buena que mostraba ser en su presencia, que no era más que una atrevida y pervertida guarra que solo busca provocarme, pero eso no me convenía, al menos no por el momento, pero al parecer, (tu) tenía otros planes.

Tu: Simone, no quiero que pienses de manera errónea a cerca de lo que acabas de presenciar, lo que paso es que –la interrumpí, no podía permitirlo-

-Tom: Madre yo te diré la verdad, a la única persona a quien tienes que culpar es a…

Gracias por leer, mientras mas comenten mas rapido publico, se les quiere! Sayonara!

Visitantes recientes

© Blogger - Template by Blogger Sablonlari